Actualitat

Tortuosa, conflictiva e in extremis. Así fue la firma de acuerdos de conformidad de la Fiscalía Anticorrupción con 17 de los 24 acusados en el segundo juicio del caso Blasco, relativo al fraude de una veintena de subvenciones de Cooperación al Desarrollo entre 2009 y 2011, que provocó el desvío de al menos 3,4 millones a una trama corrupta dirigida por el empresario Augusto César Tauroni, el ex conseller Rafael Blasco y el ex Jefe de Área de Cooperación, Marc Llinares.

Existen documentos periciales escritos con una precisión milimétrica de forense. Es el caso del “Informe resumen Diligencias Previas 1743/2011, piezas 2 y 3”. Un título poco sugestivo para un contenido demoledor. Una disección sin concesiones de la trama que, entre 2009 y 2011, arremetió contra los fondos de la Cooperación valenciana a través de una veintena de proyectos fraudulentos en países en desarrollo de América Latina, África y Asia.

24 acusados, 72 testigos, 2 peritos y 28 sesiones. Son algunas de las cifras del segundo juicio del caso Blasco, que se celebró en la sección quinta de la Audiencia de Valencia entre el 6 de mayo y el 29 de julio. Los principales procesados fueron Rafael Blasco, ex consejero de Solidaridad; Marc Llinares, ex jefe de área de Cooperación; y el empresario Augusto César Tauroni.